Las asombrosas e increíbles aventuras del DoctorX en los Criptomercados de la Deep Web

Un médico de familia que se adentró en la Deep Web, se encontró con el Temible Pirata Roberts y la extraña cascada de sucesos desconcertantes que sucedieron después.

La intersección entre Internet y las drogas es un tema de gran interés para mí y he dedicado  una gran parte de mi desarrollo profesional a explorar este área. Mi primera  publicación académica fue una revisión sobre los efectos y riesgos de la MDMA. Pude revisar más de 200 artículos originales desde mi ordenador personal en los archivos de Erowid. Era el año 2002 y hasta entonces conseguir leer un único artículo científico implicaba una engorrosa serie de trámites en la biblioteca de la Universidad . Mi siguiente publicación  fue un análisis de actitudes, creencias y opiniones hacia esta misma sustancia (MDMA, éxtasis), extraído de un foro de discusión online español.

Mi interés (no solo profesional) en la MDMA  llevó a que mis amigos empezaron a llamarme «DoctorX». Me gustó el apodo porque tenía una cualidad de superhéroe. Así que comencé a utilizar el seudónimo en mis artículos de divulgación, foros de Internet sobre drogas y en mi trabajo como asesor médico de Energy Control, una ONG española a la vanguardia de la reducción de riesgos en el uso de drogas recreativas

 

 

Uno de los primeros objetos de merchandising sobre el DoctorX, hecho por fans

DoctorXEC

«El Consultorio del DrX» (Web de Energy Control, 2010)

Una temporada en los criptomercados de la Red Profunda

En otoño de 2012  hice mi primera incursión digital en Silk Road Marketplace, la plataforma digital de la que había oído hablar y que se suponía era una forma segura de comprar drogas fiscalizadas. Rápidamente tuve la sensación de que esto era algo verdaderamente revolucionario, que tenía el potencial de transformar el tráfico de drogas de la misma manera que los MP3 habían revolucionado la industria de la música.

Mientras exploraba el mercado, me llamó la atención la vibrante comunidad en línea de casi 100.000 personas de diversas regiones que participaban activamente en debates on-line centrados en las drogas y cuestiones relacionadas.

Así que en abril de 2013, me registré con mi alias habitual «DoctorX» y abrí un hilo en el foro de Silk Road llamado «Pregúntale a un médico experto sobre salud y drogas» . Ya había hecho esto en otras ocasiones, aunque nunca en inglés ni en un contexto como ese. Ese hilo resultó ser un punto de inflexión en mi trayectoria profesional. No sabía que las respuestas a mis preguntas y las conexiones que haría a través de este hilo me llevarían por caminos realmente inesperados.

Imagen original del foro de Silk Road (1)

El primer mensaje del Doctor X en el foro de Silk Road ofrenciendo un servicio de información sobre drogas online (Apr,2013)

En unas pocas semanas, empezaron a acumularse numerosas preguntas sobre los efectos adversos, los riesgos potenciales de combinar ciertas drogas y medicamentos, las interacciones entre medicamentos y los patrones de consumo. La iniciativa fue bien recibida por la comunidad y recibió la aprobación de Dread Pirate Roberts, la enigmática figura detrás de Silk Road.

Texto original del foro de Silk Road (2)
Texto original del foro de Silk Road (2)

Mensajes de usuarios del foro de Silk Road comentando el trabajo del DoctorX (2013-4)

El hilo fue destacado en el foro y en el propio mercado de Silk Road. Estuvo activo hasta octubre de 2013, cuando el FBI cerró Silk Road y arrestó a Dread Pirate Roberts. Dos semanas después, el equipo que estaba creando Silk Road 2 me contactó con una propuesta para continuar mi trabajo. A finales de 2014 inicié hilos en Evolution Marketplace y The Hub. Durante un período de 2 años, los hilos de DoctorX recibieron más de 130.000 visitas y respondió más de 900 preguntas. En la sección Archivos de DoctorX hay una versión mejorada y actualizada de las preguntas originales.

El Doctor Despreciable, la Juez Furiosa y el Temible Pirata (Roberts)

En 2015, DoctorX era un personaje conocido en las comunidades virtuales de drogas de la Deep Web. Lo que más sorprende es el interés que, para entonces, mi trabajo ya había generado en algunos medios internacionales . Siempre he atendido a todas las solicitudes porque no había nada ilegal en mi trabajo y desde el principio, vinculé al DoctorX con mi verdadera identidad fue clara. Sin embargo, las cosas se complicaron a mediados de año.

El 2 de mayo de 2015, los abogados de  Ross Ulbricht, un estadounidense de 28 años acusado de ser el cerebro y administrador del Silk Road Marketplace, contactaron conmigo. El equipo de la defensa quería incluir información sobre la reducción de riesgos y solicitó mi testimonio, junto con destacados investigadores en el campo de las drogas e Internet, como la profesora Monica Barratt y el Sr. Tim Bingham.

Estuve de acuerdo y, con la ayuda de los abogados del Sr. Ulbricht, redacté una declaración jurada en unos pocos días. También proporcioné una copia del hilo público del foro de Silk Road «Pregunte a un médico experto en drogas sobre las drogas y la salud» y respondí todas las preguntas adicionales de la jueza Katherine Forrest, incluidas aquellas relacionadas con mis conversaciones privadas con DPR.

Despicable Doctor X

Las primeras reacciones a mi testificación  las recibí a través de la prensa. La Juez había reaccionado con «enfado y furia»  y adjetivos como «facilitador», «despreciable» e «irresponsable» se repetían en la mayoría de  los reportajes de prensa sobre el juicio.

En un primer momento, pensé que se trataba de un malentendido o una mala interpretación. Cambié de opinión en Octubre de ese año, cuando se hizo público el texto íntegro de la sentencia. Fue entonces cuando descubrí que mi testimonio había sido manipulado de forma deliberada y que diez de los ochenta y cinco folios del texto se dedicaban a insultarme, ridiculizarme y acusarme sin pruebas de delitos que jamás había cometido.

DoctorX on Tour

Afortunadamente para mí, mi trabajo de reducción de daños fue recibido de manera diferente en el entorno académico y científico. Unos meses antes del ensayo me invitaron al Grupo de Trabajo sobre Criptomercados del Observatorio Europeo de las Drogas y las Toxicomanías, y publiqué algunos resultados de mi trabajo en esta monografía.

La Drug Policy Alliance me había invitado a hablar sobre la reducción del riesgo en los criptomercados en la Conferencia Internacional sobre la Reforma de las Políticas de Drogas de 2015 en Washington, pero hice la presentación desde Madrid, por videoconferencia, ya que sus abogados me desaconsejaron encarecidamente poner un pie en suelo estadounidense.

Entre 2014 y 2019 he participado en congresos internacionales organizados por Sociedades Científicas, Instituciones Públicas y ONG en Italia , Bélgica , Suiza , Portugal , Alemania , Irlanda , Eslovaquia , Austria , Argentina , Colombia y Malasia.

Doctor X in Berlin, 2017

Is he a Doctor or a DJ (Berlin, 2017)

Psychedelic lessons (Bratislava, 2018)

Infodrog.ch (Lucerne, 2019)

DoctorX & his Chemical Brothers and Sisters

La dura experiencia con el sistema de justicia estadounidense y una serie de sucesos extraños que siguieron (robos en mi oficina, mensajes amenazantes por teléfono y correo electrónico) me llevaron a alejarme de esta línea de trabajo, al menos temporalmente. Pero el potencial de prevención e intervención en los criptomercados siguió cautivándome y pronto encontré otra forma de abordar el tema.

He sido asesor médico de la ONG Energy Control de 2001 a 2020. Uno de los puntos fuertes de Energy Control reside en su Servicio de Control de Drogas, donde los usuarios pueden enviar sus muestras para su análisis a través del correo o en puntos de ocio, para conocer el contenido de su sustancia, eliminar contaminantes tóxicos y recibir apoyo y asesoramiento personalizado.

En 2014, iniciamos un pequeño proyecto piloto para llevar este servicio a los criptomercados de drogas de la Deep Web. En 2015, establecimos el Servicio de Análisis Internacional, con DoctorX como una figura muy respetada en las comunidades virtuales de los criptomercados. Junto a los profesionales y voluntarios del laboratorio de análisis, nos conocimos como «DoctorX and his Chemical Brothers and Sisters«- 

Early concept-art for DoctorX and his Chemical Brothers and Sisters

En septiembre de 2016 lanzamos el sitio web EnergyControl International , dedicado al análisis de sustancias provenientes de criptomercados. Desde abril de 2014 hasta diciembre de 2019 analizamos un total de 5879 muestras.

Con esta información pudimos emitir varias alertas. Estas alertas se difunden específicamente en foros del criptomercado y otras comunidades virtuales potencialmente afectadas. Esto evita el riesgo de una histeria mediática innecesaria.

En mi opinión, la acción más impactante tomada por nuestro heroico equipo de cibernautas fue la detección de 11 muestras de heroína adulterada con fentanilo o sus derivados, todas compradas en criptomercados europeos entre 2016 y 2018.

La presencia de estos opiáceos altamente potentes planteó una importante preocupación pública. amenaza para la salud, ya que entre el 10 y el 30% de los medicamentos en Estados Unidos están contaminados con ellos.

El hecho de que los distribuidores online en Europa distribuyeran estos productos peligrosos era alarmante y nuestro equipo tomó dos medidas importantes.

Primero, publicamos un informe técnico . Sentimos que era importante alertar a los sectores relevantes de inmediato y, evitando el largo proceso de publicación de un artículo científico, difundimos nuestro primer y único informe técnico a través de Internet.

El informe tuvo un impacto significativo y fue mencionado en informes oficiales de las Naciones Unidas y acreditado a «DoctorX and His Chemical Brothers and Sisters». Estamos orgullosos de que nuestro trabajo haya mantenido estándares científicos rigurosos y al mismo tiempo haya incorporado referencias al humor y la cultura pop.

En esta ocasión, probamos otra estrategia. A través de los usuarios, obtuvimos información sobre el vendedor y el mercado que estaban vendiendo los productos adulterados. Notificamos a los vendedores a través de los sistemas de mensajería de los mercados, y dos de ellos respondieron afirmando que desconocían la adulteración y se comprometían a desechar los lotes contaminado. Pudimos verificar su promesa. Los otros dos vendedores no respondieron, pero los responsables del mercado cerraron sus cuentas cuando les proporcionamos la información.

No podemos determinar la solidez de la relación, pero creemos que nuestras intervenciones con los vendedores y administradores han contribuido, al menos parcialmente, a reducir el número de ofertas de fentanilo en el mercado.

Otro ejemplo del caso en relación con el alprazolam se ofrece en la siguiente imagen. Al informar al usuario sobre la adulteración de su muestra, reveló ser un vendedor. Manifestaba su intención de destruir la remesa de diez mil productos similares. Con posterioridad proporcionó información muy interesante para el seguimiento del fenómeno. El ejemplo muestra que no todos los vendedores de medicamentos tienen como objetivo dañar a los clientes. Esto es similar a otros mercados como el del tomate, el de la sardina o el del huevo

Una década después de su aparición, los criptomercados de drogas han demostrado ser muy resistentes a los esfuerzos policiales. De hecho es probable que supongan para el narcotráfico y las Políticas de Drogas una revolución similar al MP3 para la industria musical.

En lugar de gastar recursos ingentes en el poco realista objetivo de cerrarlos, es necesario adoptar políticas de drogas contemporáneas que den prioridad a la salud pública y los derechos humanos. Tuve la oportunidad de exponer esta argumentación (incluyendo mi trabajo como consultor médico on-line o nuestro Servicio de Análisis Internacional) en Naciones Unidas en Marzo de 2020. Considerar a  los proveedores y administradores de criptomercados como potenciales agentes de reducción de riesgos provocó caras de sorpresa y críticas razonadas. Pero nadie me insultó ni me  gritó “despreciable” o “irresponsable”.

La semana siguiente, un virus virulento y maligno arrasó el planeta. DoctorX pasó los siguientes dos años tratando a enfermos en un Centro de Atención Primaria de Madrid. También dejó el equipo de Energy Control International, tras el inevitable choque de egos que aparece en todo grupo de superhéroes. 

A principios de 2023, el DoctorX volvió a la Red Profunda. En la actualidad modera el foro de Reducción de Riesgos de Dread, la comunidad virtual más activa de la Red Profunda con más de 150.000 cuentas activas de ususarios. En Abril de 2024, los escritores Jose Ángel Mañas y Jordi Ledesma llevarán sus aventuras al formato de la novela en «DoctorX: El médico de la Darknet» (Ed, Esfera de los Libros, 2024).