Mi mujer de 38 años lleva 8 padeciendo de algodistrofia en la rodilla derecha que nos ha cambiado la vida. Sufre dolores las 24 horas del día y por la noche no descansa demasiado. En la unidad del dolor ya no saben que más hacer y he leído por internet sobre Sativex y marihuana (emplastos) como tratamiento para varias enfermedades que la medicina tradicional no soluciona. Somos de Logroño, y la farmaceútica de mi barrio dice que aquí no sé dispensa. ¿Podría ir bien el Sativex o los emplastos de Marihuana, para los dolores? ¿Cómo podría conseguir alguna de estas soluciones?

La algodistrofia es un síndrome crónico caracterizado por dolor, inflamación y cambios en las características normales de la piel. Suele producirse tras un traumatismo o quemadura (no necesariamente muy importante), en algunas enfermedades como el lupus, infarto de miocardio o accidentes cerebrovasculares y tiene un carácter crónico que en muchas ocasiones llega a afectar a la calidad de vida de los pacientes de forma importante.  Los síntomas más molestos son dolor tipo quemazón e hipersensibilidad de la piel. Además puede aparecer edema, inflamación, atrofia de la piel y los músculos o alteraciones en la circulación de la sangre. En este momento, se considera que la algodistrofia incluye distintos trastornos, y se ha cambiado su nombre por el de Síndrome Doloroso Regional Complejo, del que se consideran varios subtipos.
La base del tratamiento es la estimulación física y la fisioterapia. Se han ensayado distintos fármacos aunque los resultados son limitados y cada paciente responde de forma distinta a los tratamientos. Con respecto al cannabis o los fármacos diseñados a partir del Sistema Cannabinoide Endógeno, no existen ensayos clínicos publicados o en marcha para valorar su eficacia en este trastorno. Existen unos pocos casos aislados de personas que refieren mejoría de síntomas en enfermedades parecidas a la algodistrofia tras utilizar spray de cannabinoides (nombre comercial Sativex).
Es muy poco probable que los emplastos o ungüentos de cannabinoides consigan aliviar los síntomas de la enfermedad. Aunque a nivel teórico sería una buena idea, ya que evitaría muchos de los efectos adversos asociados al uso de cannabis no existen evidencias de que la vía tópica consiga unos niveles de cannabinoides que puedan tener efectos terapéuticos. A nivel clínico las únicas vías que han demostrado ser eficaces son la oral, la fumada y la sublingual.
El mecanismo por el que se produce el Síndrome Doloroso Regional Complejo tiene cosas en común con otras enfermedades en los que los cannabinoides han demostrado eficacia. Pero la legislación sanitaria es muy estricta en cuanto a las aplicaciones de los fármacos como la mezcla de cannabinoides para administración sublingual y no permite que un paciente compre uno de estos productos para probar los efectos por su cuenta. Es necesario que estén aprobados ensayos clínicos para estudiar esa indicación. Existen otras posibilidades, como solicitar el uso compasivo del fármaco,pedirlo como medicación extranjera o una receta de un médico privado, aunque el elevado coste (más de 500 euros al mes) es una limitación importante.
Actualizado (Miércoles, 23 de Enero de 2013 11:51)
 
 
 
 
 

Web design by Circulocrea.com